Remote Test Lab: la herramienta que todo desarrollador necesita

8 de abril


Todas las fases en el desarrollo de una aplicación son importantes, pero si destaca una por encima del resto es la de pruebas y tests. Es el momento clave en el que se comprueba si una app funciona o no, si es válida para llegar al gran público. Y realizar una prueba en un emulador no siempre es suficiente... es necesario hacerlo en dispositivos reales para tener una fiabilidad total.

Samsung es consciente de la amplia gama de productos que tiene y de la dificultad que esto supone a la hora de testear las aplicaciones en todos ellos. Con el propósito de ayudar a los desarrolladores, su gran preocupación, a su disposición ha puesto el Remote Test Lab.

Remote Test Lab es un servicio que Samsung ofrece a los desarrolladores para que puedan probar sus aplicaciones en un dispositivo real, pero en remoto. Gracias a él podrán acceder, vía web, a diferentes smartphones y tablets con varias versiones del sistema operativo. En estos dispositivos los desarrolladores podrán instalar y testear sus apps.

Más allá de ser un sistema extremadamente eficaz y sencillo para probar sus creaciones dentro dispositivos Samsung, de cara a los desarrolladores supone una manera de reducir costes al evitar la compra de hardware para los tests.

La interacción con el dispositivo se realiza en tiempo real gracias a ser vía web, lo que permite a los desarrolladores realizar pruebas y tests de manera exhaustiva antes de que sea publicada.

Para usar el Remote Test Lab, el primer paso que debe dar un desarrollador es ser usuario registrado del Foro de Desarrolladores de Samsung.

El alquiler de estos dispositivos reales se realiza mediante un sistema de créditos. Cada desarrollador que esté registrado recibirá 20 por día, y cada uno de ellos equivale a 15 minutos de uso del Remote Test Lab. La reserva mínima es de 30 minutos (2 créditos), y el máximo permitido son 10 horas al día (40 créditos).

Aspectos técnicos

Remote Test Lab permite a los desarrolladores reservar un dispositivo real en particular, y una vez disponible instalar y ejecutar la aplicación. Para aquellos que quieran probar varias veces una serie de operaciones específicas, existe la opción de la automatización de pruebas, una característica muy apreciada en el mundo del testing.

Además, también existe la función de uso compartido de sesiones, mediante la cual la pantalla del dispositivo en el que se está probando la aplicación podrá ser compartida con otros usuarios.

Este sistema de testeo y pruebas de las aplicaciones es único y exclusivo de Samsung, y gracias a él sabrás que tus apps funcionan y tiene un buen rendimiento en dispositivos reales.

MÁS INFORMACIÓN

Remote Test Lab