Modifica el código de tu app para Samsung DeX y sácale todo el partido en modo sobremesa

5 de junio


Una de las grandes novedades de Samsung Galaxy S8 es la posibilidad de utilizarlo como un equipo de sobremesa gracias a Samsung DeX. De esta forma, es posible utilizar el smartphone en una pantalla grande y controlar determinadas aplicaciones, de entretenimiento o productividad, mediante mediante periféricos.
 
Samsung DeX es una extensión del modo Multi-Window de Android N. Samsung ha añadido más desarrollo de código para crear una experiencia más sólida e integrarla con las funciones de valor añadido que ofrece a través de sus dispositivos, como el escáner iris o el sensor de huella dactilar.

No se necesitan nuevas APIs para iniciar aplicaciones en Samsung DeX. De hecho, las aplicaciones que no están modificadas para ser compatibles con Samsung DeX también se pueden iniciar, pero funcionan en un modo de ventana de tamaño fijo y con funcionalidad limitada.
 
De esta forma, las aplicaciones 100% compatibles deben respetar estrictamente una serie de estándares de Android N Multi-Window para abrir en modo Escritorio y que funcionen correctamente. Además de verse más grandes, las apps en modo de escritorio incluye todas las funciones avanzadas y multitarea incorporadas a la interfaz de usuario Samsung DeX.
 
De esta forma, al adaptar una aplicación Android para Samsung DeX, los desarrolladores ofrecéis la posibilidad de utilizar el software con periféricos, con comodidad, empleando atajos, etc. Por poner algunos ejemplos, un juego móvil parecerá de PC, un editor de fotos será compatible con un ratón y un procesador de textos permitirá el uso de teclado. Todo en una pantalla grande de monitor.

Para ejecutar Samsung DeX se deben cumplir los siguientes requisitos de hardware y software: Samsung Galaxy S8, S8+, salida FHD (proporción 16: 9), compatibilidad con HDMI (monitor, TV, proyector), uso de periféricos (estación DeX, cargador rápido, ratón y teclado de marca Samsung (tipo BT, USB o RF) y sistema operativo: Android N (SDK 24 o superior).
 
Para modificar una aplicación y optimizarla para Samsung DeX, es necesario analizar en primer lugar los requisitos de la app, si va a tener una página fija o cuyo tamaño sea modificable; después hay que implementar los cambios de código, teniendo en cuenta los requisitos obligatorios; por último, hay que probar la app, para lo cual se puede utilizar el emulador virtual de Android (en esta guía podéis encontrar un paso a paso para probarla).