Galaxy S8 trae un sinfín de posibilidades para los desarrolladores

3 de abril


Galaxy S8 trae un sinfín de posibilidades para los desarrolladores

 

Samsung ha presentado su nuevo y flamante teléfono ‘flagship’: Galaxy S8. Este teléfono destaca por un diseño cuidado y de calidad, con una pantalla curva que ocupa prácticamente todo el frontal del teléfono. Además, incorpora varias tecnologías diferentes que aumentan la seguridad, la capacidad de interacción y las posibilidades para los desarrolladores.

 

El nuevo ‘flagship’ de Samsung estará disponible en dos versiones: Galaxy S8 y Galaxy S8+. Entre otras diferencias, cuentan con pantallas diferentes (5,8 vs 6,2 pulgadas) y baterías de distintos tamaños (3.000 mAh vs 3.500 mAh).

 

Una de las mayores novedades del nuevo Samsung Galaxy S8 es su asistente de voz, totalmente renovado, que supone un paso adelante con respecto a todo lo que se ha visto en el mercado hasta ahora en inteligencia artificial en el mercado de gran consumo. Su nombre es Bixby y es el resultado de las profundas investigaciones de la multinacional tecnológica en ‘deep learning’ aplicado a interfaces.

 

Una de las claves a la hora de desarrollar este asistente ha sido la sencillez. Bixby aprende del usuario, de cómo se comporta y sus peculiaridades, pero el objetivo era que el usuario no tenga que aprender absolutamente nada, que esté completamente integrado en todos los aspectos del teléfono y que no haya que “parar” para pensar en usarlo.

 

En este sentido, Bixby ofrece una integración completa con todas las funciones de la app, con el objetivo de que el usuario nunca tenga que preocuparse sobre qué funciones utilizan control por voz y cuáles no. Tampoco hay que cambiar de un modo a otro o activar el asistente; Bixby permite que hablemos mientras usamos controles táctiles, complementando la experiencia en todo momento, dependiendo del contexto.

 

Además, Bixby cuenta con una inteligencia tan avanzada que comprende de forma natural al usuario. Aunque no diga los comandos siempre de la misma forma, no diga palabras de forma completa o se salte algunas. El asistente será capaz de “rellenar los huecos” para entender qué quiere hacer el usuario.

 

Para ampliar las posibilidades de Bixby y su integración en todo el sistema en Samsung Galaxy S8, la compañía lanzará un SDK que permitirá a terceros aprovechar al 100% todas las increíbles capacidades que ofrece.

 

En cuanto a la seguridad mediante biometría, el nuevo Samsung Galaxy S8 no solo cuenta con lector de huella dactilares (que ahora se sitúa en la parte trasera del teléfono), sino también reconocimiento de iris. Así, tan solo hay que mirar al teléfono para desbloquear el terminal u otras funciones, como una carpeta segura. Este sistema utiliza una inmensa cantidad de datos para reconocer hasta el más mínimo patrón y garantizar la seguridad.

 

Los datos tanto el reconocimiento de iris, como el facial y las huellas dactilares están encriptados y almacenados de forma segura en el ‘hardware’ y protegidos por la plataforma Knox.

 

Por si todo esto fuera poco, Samsung Galaxy S8 es un móvil que también se podrá utilizar como ordenador de sobremesa gracias a la base DeX. Este accesorio, de venta por separado, ofrecerá una experiencia de sobremesa basada en Android que dará una nueva dimensión a las aplicaciones creadas por los desarrolladores y más posibilidades a los usuarios, que no tendrán que ver su productividad interrumpida al pasar del móvil al ordenador.

 

¡Esperamos que estéis tan entusiasmados como nosotros por la llegada del Galaxy S8 y todas estas increíbles funciones!