5 motivos por los que Samsung Galaxy S7 es el mejor smartphone para videojuegos

1 de julio


La gran mayoría de los usuarios habituales de videojuegos utiliza su teléfono móvil para jugar. Por eso, cada vez más smartphones han sido diseñados pensando en los videojuegos, con mejoras en el rendimiento y teniendo en cuenta detalles que afectan a la experiencia de juego, como el rendimiento y las notificaciones.

En este sentido, Samsung ha hecho especial hincapié en los videojuegos al diseñar su último smartphone buque insignia, Galaxy S7, que es el mejor dispositivo de su clase para que los desarrolladores lancen sus videojuegos y para que los usuarios los disfruten.

Dejando a un lado su increíble diseño, estos son los motivos que lo convierten en un smartphone fuera de serie para videojuegos:

 

  1. POTENCIA: CPU Exynoss 8890 Octacore con 4 núcleos a 2.3 GHz y 4 a 1.6 GHz y 4GB de RAM.
  2. PANTALLA: Su impresionante panel UHD 4K (3840 x 2160) lleva la calidad visual de los videojuegos a un nuevo nivel, gracias a una definición espectacular.
  3. GAME LAUNCHER: permite adaptar la resolución y tasa de fotogramas para optimizar rendimiento y batería; desactivar llamadas y notificaciones para evitar distracciones; descubrir nuevos contenidos; y, también, realizar vídeos durante la partida (tanto del videojuego, como de la cara del jugador, de forma simultánea).
  4. REALIDAD VIRTUAL: Se puede conectar a las gafas de realidad virtual Samsung Gear VR para elevar el consumo de vídeos o videojuegos en el teléfono móvil a un nuevo nivel, a través de la plataforma Oculus.
  5. VULKAN: Los videojuegos para Samsung Galaxy S7 permiten aprovechar la API Vulkan, utilizada por primera vez en la industria móvil, que consigue gráficos más rápidos y con mayor detalle junto con una notable mejora de rendimiento.

 
LOS JUGADORES MILLENNIALS, CADA VEZ MÁS MÓVILES

Según un reciente estudio realizado por The Cocktail Analysis sobre los hábitos de los millennials españoles y su relación con la tecnología, el 83 % de los jóvenes gamers utiliza su smartphone como plataforma principal de juegos, especialmente para aprovechar los tiempos de espera y los desplazamientos. El smartphone desbanca así a las videoconsolas (67%) y al PC (62%) como dispositivo preferido para jugar entre los millennials españoles.

Como compañero inseparable de los jóvenes -un 63 % se lo lleva siempre cuando sale de bares por la noche y un 49 % cuando sale de excursión los fines de semana-, el 100 % de los usuarios entrevistados señala que les gustaría que el smartphone les ayude a vivir las experiencias de forma más intensa, algo a lo que está contribuyendo el desarrollo de la tecnología de realidad virtual y los contenidos en 360 grados.

La frecuencia de uso para gaming es además mayor en el smartphone que en la videoconsola, ya que el móvil permite hacer otras cosas al mismo tiempo que se juega, como escuchar música -algo que hace el 58 % de los usuarios jóvenes. Otro dato a tener en cuenta, es que las chicas son las que más juegan en su teléfono móvil durante los trayectos al trabajo o al centro de estudios (21 %), mientras que un 39 % de los chicos juega en su smartphone al llegar a casa después de la jornada, preferiblemente en modo multijugador y online.

El creciente uso del smartphone para jugar exige una gran potencia de procesamiento, una pantalla en alta definición y un agarre cómodo y ergonómico. Otras posibilidades añadidas como la utilización de un dispositivo de realidad virtual conectado al smartphone son también cada vez más demandadas por los usuarios para disfrutar de una experiencia de juego avanzada. Los nuevos smartphones Samsung Galaxy S7 y S7 edge cubren estos requisitos y ofrecen toda la diversión y potencia que esperan los usuarios”, explica Eduardo Rodríguez, director de consumo de la división de IM de Samsung España.